Cuatro años y mi papá aún no sabe que tengo esquizofrenia

http___i_huffpost_com_gen_4186784_images_n-VIGNETTE-628x314

Él no sabe y no es porque yo no se lo haya contado, voy a contar desde un principio… Cuando yo deje los medicamentos hace ya creo que 4 años que tuve una recaída en el que entre en una fuerte depresión, mis padres decidieron llevarme al medico en el cual solo mi mamá y yo entramos al consultorio, me dieron el diagnostico y cuando salí llorando, yo le dije a mi papá con estas mismas palabras “Me diagnosticaron con la peor enfermedad mental, esquizofrenia” a mi parecer en ese momento, pero creo que mi papá no le tomó mucha importancia para ese entonces, al transcurrir los años me vi con otra psiquiatra, en el cual ese día me acompaño solamente mi papá y yo decidí pasar sola al consultorio y la doctora me pregunto “¿traes acompañante?” en el que yo respondí “si mi papá, pero él no sabe nada del tema doctora” y ella con una cara de asombro, mando a la enfermera que lo hiciera pasar y la doctora le pregunta: “¿me puede explicar lo que tiene ella?” a lo que él le respondió “ella de pequeña sufre de corazón y fue operada de corazón abierto”, y yo le dije “papá eso no es lo que se refiere la doctora” y se quedo en silencio e allí cuando la doctora se enojo y lo regaño. Hasta ahora él sabe que tengo algo, pero no se acuerda de qué. Mi papá no es muy afectivo pero igual se que me quiere a su manera, él más que todo me lo demuestra cuando esta pasado de copa, me abraza y me dice que me quiere mucho.

Surgieron nuevos “malos pensamientos”

foto120294

Los malos pensamientos atacan en donde más te duelen y lo que te hace feliz con el fin de atormentarte, y esta vez fue en mi relación con mi pareja, esta mañana me levante tranquila y al transcurso del día me vino a la mente de la nada pensamientos como: “Tú no sirves, él te va a dejar, ¿por qué estas con él?, todo va a terminar mal, termina con él” se me salieron algunas lágrimas, entonces decidí llamar a mi pareja y al principio no tenía el valor de decirle por el temor de que piense que soy extraña, pero luego me puse a pensar que él me conoce muy bien, siempre está para mí y me comprende como ninguna otra persona, llorando le dije que me vino pensamientos ilógicos, que esta vez era distintos porque se trataba de nosotros y él me respondía con palabras como: “no llores, nunca me vas a perder porque te amo” sentí un alivio, par de días atrás fuimos a subir la montaña y a medida que íbamos corriendo él me decía palabras de motivación, cuando llegamos a la punta, estábamos solos y empezamos a gritar lo que sentíamos, me desahogue en ese momento, me sentí aún más libre de lo que yo soy y me sentí suya. Si esto no es verdadero amor no se qué sea. 

Alexander Mujica te amo y mientras que yo esté en una tormenta y luego acabe en el ojo de un huracán no importa si estoy contigo porque me llenas de calma.